Más historia del baile Tap: The Minstrel Show

Más historia del baile Tap: The Minstrel Show

Más historia del baile Tap: The Minstrel Show

Desde nuestra academia de baile en Valencia queremos seguir con nuestro homenaje a la historia del tap dance. En esta nueva entrega, nos centraremos en The Minstrel Show, un género teatral musical que cuenta con un origen muy particular.

¿QUÉ ES The Minstrel Show?

Aunque los afroamericanos y los europeo-americanos se tomaron prestados y se copiaron entre sí para desarrollar un estilo de baile vernáculo en solitario, hubo un mayor atractivo del material folclórico afroamericano por parte de los artistas blancos en 1789: un baile de zuecos que combinaba pasos de ballet con “shuffle-and-wings”, el cual se realizaba con maquillaje de cara negra.

Historia del tap: The Minstrel Show

Para 1810, el “Negro Boy” que cantaba y bailaba se estableció como un personaje dancehall por imitadores de cara negra que interpretaban canciones populares. En 1829, el irlandés Thomas Dartmouth Rice creó “Jump Jim Crow”, una versión que se apropió de una canción y baile negro, y se convirtió en un éxito fenomenal. Después de Rice, los irlandeses George Churty y Dan Emmett organizaron los Virginia Minstrels, una compañía de artistas de “blackface” (cara negra), consolidando así los estilos de canciones y bailes irlandeses y afroamericanos en el escenario de los juglares.

Historia del baile claqué: Thatcher Minstrels
Historia del baile tap: Jim Crow

los trovadores en la historia del baile tap

Para 1840, el espectáculo de trovadores, se convirtió en la forma más popular de entretenimiento en Estados Unidos. El baile tap heredó el final del recorrido, con bailes que incluían secciones competitivas en una actuación que combinaba canciones, bromas y bailes especiales.

Henry Lane

Es en gran parte debido a William Henry Lane (1825-52) que el baile de claqué en el período del juglar pudo conservar su integridad afroamericana. Nacido como un hombre libre, Lane creció en el distrito Five Points del bajo Manhattan, cuyas calles estaban bordeadas de burdeles y salones que estaban ocupados en gran medida por negros libres e inmigrantes irlandeses indigentes. Aprendiendo a bailar con Jim Lowe, un bailarín de jig afroamericano de habilidad excepcional, Lane fue insuperable en gracia y técnica y fue popular por imitar los pasos de los famosos bailarines de trovadores del día, y luego ejecutar sus propios pasos especiales que nadie podría copiar. En 1844, después de derrotar al juglar rector irlandés-estadounidense John Diamond (1823-1857) en una serie de bailes de desafío, Lane fue aclamado “Rey de todos los bailarines” y proclamado “Maestro Juba”.

¿Por qué es ofensivo llamarse “blackface” en el mundo del baile claqué?

Hace más de 200 años, a mediados del siglo XIX, empezaron a usarse los disfraces de negro (la cara pintada, “blackface”), en espectáculos de juglares blancos que centraban sus teatros en la burla al diferente. Entonces, embadurnaban sus rostros con esmalte y corcho, se ponían ropa hecha trapos y sacaban de contexto todo: los acentos, las poses, los problemas de la comunidad afroamericana. Estampas que eran graciosas solo para los blancos. Es el estereotipo, tan extendido en todo el mundo, imitaba a esclavos africanos en las plantaciones del sur, y mostraba a los negros perezosos, ignorantes, cobardes o hipersexuales. La imagen distorsionada se ha repetido durante dos siglos: ojos exageradamente grandes, labios de gigante, manazas, dicción imposible, cero modales, serviles, torpes.
Presentar a los esclavos africanos como el blanco de los chistes, desensibilizó a los estadounidenses blancos ante los horrores de la esclavitud. Las actuaciones también promovieron estereotipos degradantes de los negros que ayudaron a confirmar las nociones de superioridad de los blancos, dicen los expertos.

El racismo en el teatro y el cine

Ese esquema pasó más tarde al teatro formal y al cine. Imposible no acordarse de “El cantor de jazz” (1927), y su protagonista, el blanquísimo galán norteamericano Al Jolson.
Tal éxito tenía esta figura (cómica, nunca dramática, nunca empática) que hasta hubo actores negros que tuvieron que pintarse la cara y marcar esos rasgos de disfraz para poder tener trabajo. Porque un negro como es un negro no era un negro como quería la industria. Se hizo algo cotidiano, diario, con toda la carga de profundidad que llevaba.
El cliché es viejo y contra él llevan muchas décadas luchando las organizaciones antirracistas y de defensa de los derechos civiles en todo el mundo.

Al Jolson: historia del baile claqué

Cuando los artistas negros finalmente obtuvieron acceso al escenario de juglares después de la Guerra Civil, el vocabulario de baile tap se infundió con una variedad de nuevos pasos, ritmos y estructuras coreográficas de formas de danza social afroamericanas. La esencia más tarde sería refinada por el trovador irlandés-estadounidense George Primrose, en un elegante zapato suave, “soft shoe” o “song-and-dance”, para convertirse en el estilo más elegante de tap dance en el escenario musical.

Sigue la historia del Tap en tu academia de baile en Valencia

¿Quieres descubrir más artículos sobre la historia del baile tap? ¡Sigue leyendo en el blog de Claqué Valencia! Vas a conocer muchas anécdotas y curiosidades. Acércate a la vida de artistas que marcaron un antes y un después.

Sin comentarios

Post a Comment

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
¡Claqué Valencia sigue contigo!

Junio: Clases online

Julio: Clases, talleres  presenciales y online


Plazas limitadas. ¡Dinos tus preferencias!
MÁS INFO
close-link
Comparte con amigos